Bienvenidos

Estimado lector, le damos la bienvenida a la Comunidad Pilares de Sabiduría de Editorial Kier, un espacio de reflexión pensado para el encuentro, la presentación y difusión de obras literarias vinculadas con la Tradición Esotérica Occidental. Desde hace más de un siglo, estos libros publicados por Kier han sido guía y han dado sentido a la búsqueda espiritual de miles de personas que, como Usted, se adentran en el mundo sin fronteras que se extiende en el campo de la sabiduría trascendente. Pilares de Sabiduría es un lugar de cita para aquellos que buscan el atanor en el cual podemos realizar la Gran Obra del encuentro con nuestro propio Ser.

domingo, 4 de noviembre de 2012

La Voz del Silencio, de Helena P. Blavatsky

El libro en el que vamos a introducirnos es uno de los pilares del esoterismo oriental y una obra particularmente importante por varias y serias razones. La primera de ellas es que su lectura resulta indispensable para comprender el sistema de pensamiento y la escuela que lo sustenta, fundada por Helena P. Blavatsky bajo el nombre de Sociedad Teosófica. La voz del Silencio es un libro en cierto modo poético, pero encierra las bases de la doctrina sobre la que Blavatsky construyó toda su obra. Afirma haberlo aprendido de memoria, en los largos años que vivió en monasterios tibetanos; es por tanto un libro único, que forma parte de una tradición casi inaccesible para Occidente.



La segunda razón es que, tal como afirma la autora, es un fragmento del denominado Libro de los Preceptos de Oro, que pertenece a la misma serie de otro coloso del esoterismo oriental: El denominado Libro de Dzyan, sobre el cual Blavatsky fundó las bases de la obra cumbre de la Teosofía. Nos referimos a La Doctrina Secreta.

La tercera razón es que estas obras, escritas originalmente en lengua Senzar -un sistema de escritura cifrado y desconocido para los occidentales- han dado origen a muchas de las escuelas esotéricas que han florecido en Europa y América en el último siglo y que han contribuido de manera contundente a la construcción de lo que se ha denominado genéricamente la Nueva Era. Si queremos comprender cabalmente la importancia de La voz del Silencio, debemos asumir que sin su publicación y sin la tradición que la sustenta, los nuevos paradigmas surgidos en este último siglo no hubiesen sido los mismos. De allí que podamos afirmar –como lo hemos hecho oportunamente con Luz en el Sendero- que estamos en presencia de monumentos literarios de estudio imprescindible para la comprensión del desarrollo de la espiritualidad contemporánea.

El eje del libro es la descripción del viaje que realiza el discípulo a través del Sendero, de los peligros que lo acechan y de las precauciones que debe tener al atravesarlo. En ese viaje iniciático, que llevará al viajero al corazón de su Templo Interior, Blavatsky describe el modo en que podemos escuchar la voz del alma. Nos advierte acerca de las incontables dificultades que hallaremos y nos da precisiones acerca de cómo enfrentarlas.

La obra está dividida en tres fragmentos. El primero explica la naturaleza misma de La Voz del Silencio; el segundo nos presenta Los Dos Senderos, enseñándonos por sobre todo a distinguir la Sabiduría de la Cabeza, de la Sabiduría del Alma; o en palabras propias de la autora, distinguir entre la doctrina del “Ojo” y la del “Corazón”. Porque mientras que la Doctrina del Ojo es la entronización de lo externo y de lo no “existente”, la Doctrina del Corazón es la que nos conduce a la iluminación, la sabiduría y la perfección. El tercer fragmento nos presenta los Siete Portales que conducen a la sabiduría y nos da las siete llaves que abren cada uno de ellos. Este fragmento es la clave de todo el libro.


Helena Petrovna Blavatsky

Las notas incluidas permiten una comprensión adecuada del lenguaje, poco común, y de la terminología oriental que se nos presenta en cada página.

Como hemos dicho en artículos anteriores, La voz del Silencio, de Helena P. Blavatsky es, junto con Luz en el Sendero, de Mabel Collins, el conjunto equivalente a las dos columnas sobre las que se alza el Pórtico que conduce al mundo extraordinario de la experiencia iniciática. Cada uno de sus preceptos habla al alma, porque el verdadero sentido del texto que Blavatsky nos transmite es el de construir un puente que sortee el Ego que no nos permite el contacto con los vehículos superiores del Ser. De allí la importancia de su lectura. No por nada, Editorial Kier ha sido pionera en la difusión de estos textos fundamentales en habla hispana y continúa trabajando para que aquella llama misteriosa de la que hablaba nuestra autora no se apague y alumbre al hombre hasta el fin de los tiempos en los que se escuche la noble exclamación: ¡Regocijaos… Un peregrino “ha vuelto de la otra orilla”. Paz a todos los Seres!

No hay comentarios:

Publicar un comentario